Combate los ronquidos con sencillos pasos

La primer causa que se considera cuando una persona tiende a roncar son meros aspectos fisiológicos, sin embargo, es importante considerar también que algunos hábitos pueden contribuir al incremento de este trastorno. Existen varios tratamientos que ayudan a minimizar este incómodo mal los cuales enlistamos a continuación:

• Cuida tu línea, la obesidad es un detonante de los ronquidos, ya que las vías respiratorias pueden verse obstruidas por un excedente de grasa en el cuello.

• Procura dormir de lado, el dormir boca arriba ocasiona que la lengua vaya hacia atrás limitando el espacio por donde debería pasar el aire.

• Mantén buenos hábitos a la hora de dormir, ir a la cama en un horario regular ayudará a disminuir la incidencia de este mal.

• El uso frecuente de alcohol y tabaco afecta la respiración, evita consumir este tipo de sustancias, especialmente durante las últimas horas de la tarde.

• En ocasiones, la causa de los ronquidos es una simple obstrucción nasal que no permite que el aire entre por la nariz, procura mantener tus fosas nasales limpias e hidratadas para evitar roncar.

• Si en tu caso, el problema radica en que la mandíbula está retraída, una prótesis bucal te ayudará a sostener la mandíbula, evitar que la lengua vaya hacia atrás y elevar el paladar.

• En casos extremos existen cirugías que a través de diversas técnicas como la radiofrecuencia o el laser, endurecerán o minimizarán las partes blandas que provocan los ronquidos.