¿Cómo te afectan los cambios de horario?

El sueño está regulado por el ciclo circadiano, este se adapta a la luz del día y a la nochepor lo que el cambio de horario arrastra una serie de ajustes en el organismo para adaptarse a las nuevas condiciones.

Cuando se realiza el cambio en el reloj, el cuerpo tiene una serie de alteraciones neurohormonales que se normalizan aproximadamente a los 2 días del cambio de horario, el grado de afección puede variar de persona a persona, incluso el individuo puede tardarse 4 días en acostumbrarse.

Hay ciertas personas que son más vulnerables a tener problemas del sueño debido al cambio en su ciclo del sueño, existen pacientes a los que los síntomas pueden durar más de lo normal, lo más común es la detonación del trastorno de ansiedad y del sueño.

Estos problemas se deben a que el cerebro que es el encargado de adaptarse a los cambios de luz a lo largo del día no ha podido acoplarse al nuevo horario, las sustancias responsables son la melatonina y el cortisol.

Es recomendable consultar a un experto cuando se manifiestan síntomas como sueño diurno, cansancio físico o irritabilidad principalmente y sobre todo seguir una rutina que permita mantener los hábitos del sueño que normalmente se tiene guiándose por la hora y no por la luz del día”.