Dormir acompañado

Es muy común que los problemas para conciliar el sueño tengan relación directa con el compañero con quien se comparte la cama, pero se pueden tomar algunas medidas para disminuir las molestias y disfrutar de un sueño reparador.

1-Los horarios

A veces la rutina y el reloj biológico de los dos no coinciden, para esto es recomendable llegar a un acuerdo en término medio. Para no molestar a quien decide dormir más temprano se puede optar por una luz suave que no moleste a su pareja y el madrugador puede ser más tolerante y evitar los ruidos fuertes mientras su acompañante duerme.

2- Evitar en lo posible el uso de gadgets antes de dormir

Está comprobado que la luz que emiten estos aparatos afecta negativamente el ciclo de sueño vigilia de la persona que lo utiliza y de su compañero de cuarto

3-Ronquidos

Según las encuestas es de los principales problemas para dormir con la pareja, lo primero que se debe intentar es evitar las comidas pesadas por la noche y no dormir boca arriba, en caso de que los sonidos sean muy fuertes y constantes lo más adecuado es consultar a un médico, pues los ronquidos pueden ser un problema de salud y se pueden buscar soluciones cuando se visita a un experto.

4- La cobija

Otro de los problemas más comunes es la lucha por las sabanas o cobijas mientras duermen, una técnica que se puede intentar es tener una para cada quien y en caso de que uno de los dos sea más friolento que el otro puede fácilmente taparse sin incomodar a quien prefiere dormir más ligero.

5- Espacio

Si involuntariamente alguno de los dos invade el espacio de el otro la situación se puede volver agobiante, algunas cosas que se pueden intentar es buscar que el tamaño del colchón sea lo suficientemente grande para que los dos se sientan cómodos y realizar alguna actividad física durante el día para conseguir un descanso placentero y evitar en lo posible estar inquieto durante la noche y molestar a la pareja.

No dormir bien afecta en el estado de ánimo y de salud y puede repercutir en la relación de pareja, lo importante es hablar con el compañero para que los dos puedan buscar la forma de no incomodar al otro a la hora de dormir.