¿Cómo dormir bien durante un viaje?

Dr. Reyes Haro Valencia
Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño

Hospedarse en un hotel o en casa de amigos o familiares significa dormir en condiciones muy distintas a las habituales.Ya sea por trabajo o esparcimiento, dormir lo mejor posible es fundamental para pasarla bien durante el viaje. Sin embargo, lograr esto puede ser difícil para algunas personas y es probable que interfiera con su sueño y con los objetivos del viaje. Así, hay quienes refieren dormir mucho mejor que en casa y es común que piensen en adquirir una cama como en la que durmieron, pero también es frecuente que algunas personas la pasen tan mal que aseguran no volver al hotel que no cumplió sus expectativas de descanso. Las personas que viajan con frecuencia suelen tener problemas para descansar con la consecuente afectación en el desempeño de sus actividades diurnas.

Para entender esta dificultad para dormir como en casa es importante considerar que existen algunos aspectos fisiológicos como el “efecto de la primera noche”. Se refiere a que el organismo está más alerta durante la primera noche fuera de casa, sobre todo al dormir, lo cual dificulta conciliar el sueño, y lograr dormir después de algún despertar durante la noche. Esto se debe a una mayor percepción de estímulos durante el inicio del sueño y al estar durante el sueño ligero, mismo que ocurre durante más de la mitad de la noche. Es aquí donde las diferencias entre el lugar habitual y en el que se duerme fuera de casa se vuelven notorias, el ambiente, ruido, temperatura, aromas y desde luego la cama y las almohadas. Es así como puede haber dificultad para dormir, despertares frecuentes con nuevos contratiempos para conciliar el sueño, tiempo breve de sueño o, peor aún, problemas para levantarse al día siguiente por haber tenido poco sueño profundo o un dormir de mala calidad. Este conocimiento ha motivado la búsqueda y desarrollo de mejoras en los hoteles, a fin de contrarrestar los efectos de un entorno distinto sobre el dormir y facilitar un descanso de la máxima calidad posible.

Sin duda alguna el elemento más importante de la habitación al calificar la calidad de un hotel es la cama, de acuerdo con una encuesta reciente realizada por la Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos y con base en la percepción de las personas que viajan con frecuencia. No obstante, algunas cadenas hoteleras al igual que muchas personas no reparan que la calidad de sueño va directamente relacionada a la calidad de la cama.

De acuerdo con esto, existen algunas recomendaciones para dormir mejor fuera de casa entre las que destaca fundamentalmente la consideración de la cama:

1. Asegúrese de que el hotel le proporcione un ambiente tranquilo para dormir con una buena cama y una selección de almohadas.

2. Cerciórese de la limpieza del lugar y sobre todo de la higiene de la cama.

3. Solicite una habitación alejada de los ascensores para evitar ruidos desagradables.

4. Si hay demasiado ruido u otras perturbaciones, pregunte si puede mudarse a otra habitación.

5. La cama en la habitación de hotel solo debe usarse para dormir, al igual que la cama en casa. Leer, trabajar, ver televisión, escuchar música, usar la computadora o el teléfono celular, o bien, comer en la cama dificultan el inicio y la continuidad del sueño debido a que el cuerpo asocia la cama con esas actividades.

6. Es de utilidad evitar cenas copiosas e ingesta excesiva de líquidos antes de acostarse, a fin de reducir la probabilidad de levantarse al baño.

7. Es bueno evitar el consumo de alcohol previo al dormir, se ha demostrado que beber antes de dormir aumenta el sueño ligero y reduce la expresión del sueño profundo, al tiempo que provoca ronquidos intensos y pausas respiratorias.

8. Es preferible que la habitación cuente con cortinas opacas y con el máximo aislamiento posible del ruido externo. De esta manera se reduce la activación de los sentidos visual y auditivo con lo que la calidad de sueño será mejor.

9. Si es muy sensible a las almohadas, considere traer su propia almohada, especialmente si sufre de dolor de cuello y espalda. En caso contrario es bueno preguntar por la variedad de almohadas con las que se cuenta en el hotel y elegir la que más se aproxime a la comodidad de la que usa en casa.

Para las personas con algún trastorno de sueño, es importante considerar aún más los elementos mencionados.

Hoy sabemos que dormir bien nos permite amanecer con la energía y motivación necesarias para el desempeño óptimo de las actividades de la vida diaria. El bien dormir se da en sincronía con buenos ambientes para favorecer esta función vital de nuestro organismo. La industria hotelera a nivel mundial está haciendo cada vez más caso de los avances en el conocimiento del sueño y sus funciones para lograr que por lo menos se logre dormir lo más parecido que en casa.

Además de tomar en consideración estos útiles consejos es importante hidratarse adecuadamente durante el día, realizar ejercicio moderado y exponerse a la luz del día, con lo cual se logrará dormir aún mejor.