Dormir de más, también está mal

Dr. Reyes Haro Valencia

Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño

Dormir de más puede ser un trastorno del sueño conocido como hipersomnia   o somnolencia excesiva diurna.  Existen paradojas en cuanto a los trastornos de sueño, por un lado, quienes padecen hipersomnia desearían tener insomnio y por otro, quienes duermen poco o mal desean dormir en exceso.

¿Cómo saber si tengo hipersomnia?

Éstos son los indicadores básicos de somnolencia excesiva:

  1. Cansancio durante el día con cabeceadas o micro sueños frecuentes
  2. Disminución de la energía y motivación para realizar actividades, con la consecuente baja en productividad
  3. Dificultad para pensar clara y rápidamente, la toma de decisiones va a la baja y se pospone todo
  4.  Problemas para cuidar y disfrutar de la familia, amigos, trabajo o escuela
  5. Necesidad de consumir bebidas con cafeína o fumar para mantenerse despierto
  6. Dolor de cabeza o espalda
  7. Tristeza
  8. Irritabilidad

La hipersomnia es un trastorno mas frecuente de lo que se cree. Datos epidemiológicos indican que alrededor de la tercera parte de la población mundial padece de hipersomnia, 75 % de la población general ha tenido somnolencia incontrolable en algún momento de la vida.  En las clínicas de trastornos de sueño, éste es el padecimiento más atendido, dado que cerca del 80% de los pacientes que acuden a estos centros  especializados tienen hipersomnia. En México, 17% de los hombres y cerca del 20% de las mujeres parecen hipersomnia, además,  24.3% de los hombres y 19% de las mujeres acostumbran dormir siesta lo que puede ser un indicador adicional  de hipersomnia. Otro problema de sueño en aumento, es la presencia de hipersomnia en niños y  adolescentes, 12% de niños en edad escolar la presentan, mientras que la mayoría de los adolescentes (cerca del 60%), duermen menos de ocho horas cada noche lo que deriva en una deuda de sueño que les lleva a presentar hipersomnia.

En Estados Unidos se ha reportado que cada año ocurren 6400 muertes y 50,000 casos de personas heridas con algún tipo de discapacidad como resultado de los accidentes laborales y de tránsito ocasionados por la somnolencia excesiva.

Entonces dormir de más no es sano. Hoy sabemos que la somnolencia diurna excesiva está relacionada con sobrepeso y obesidad, aumento en niveles de colesterol, triglicéridos, de la presión arterial, inflamación, dolor, incremento en los niveles de ansiedad y depresión, problemas cognitivos, disminución de la energía, de la libido, y mayor riesgo de accidentes.

Pero ¿qué es lo que te provoca dormir de más?

Podemos clasificar las causas en personales o acordes al estilo de vida, o bien la hipersomnia  provocada por algún problema físico.  Respecto a las causas físicas, de la somnolencia excesiva, los malos hábitos son una causa frecuente de ello. En primer lugar está la deuda de sueño, se estima que un adulto de 18 a 64 años de edad debe dormir en un rango de 7 a 9 horas.  La realidad indica que en las grandes ciudades el promedio de sueño es de 6 horas diarias, lo que deriva en esta deuda de sueño, que si se lleva acabo diario va acumulándose y provoca hipersomnia.  Mientras menos tiempo se duerma en la noche, mayor será la somnolencia diurna.

En cuanto a los malos hábitos diurnos y nocturnos que pueden provocar somnolencia, está el uso de computadoras, tabletas, celulares,  durante la noche  estar  expuesto en exceso a estas tecnologías reduce el tiempo de sueño nocturno y provoca somnolencia durante el día.  Los horarios irregulares para acostarse y levantarse, así como los turnos laborales prolongados o cambiados con frecuencia, son también causantes de  somnolencia diurna.

Otros aspectos relevantes relacionados con la hipersomnia son el consumo excesivo de cafeína o nicotina que producen dificultad para dormir y con ello se reduce el tiempo nocturno de sueño,  también la ingesta  nocturna de alcohol o de medicamentos para dormir que con frecuencia prolongan su efecto al día siguiente dependiendo de sus propiedades farmacológicas.

Hay personas que a pesar de tener buenos hábitos de sueño, su recámara ordenada y dormir el tiempo suficiente, siguen con sueño durante el día, es aquí donde se sospecha de problemas físicos asociados a esta somnolencia.

Respecto a las causas orgánicas asociadas a hipersomnia está la mala calidad de sueño, misma que puede ser causada por:

Ronquido  y pausas respiratorias al dormir

Movimientos de las piernas

Síndrome de piernas inquietas

Narcolepsia

Entonces dormir de más puede ocasionar serios problemas a tu salud y disminuir tu expectativa de vida, así como un riesgo incrementado de enfermar o tener accidentes laborales o de tránsito. Es muy importante que si tienes hipersomnia busques atención especializada ya que tu vida puede estar en riesgo.