El sonambulismo en los adultos

Un estudio publicado el 15 de mayo 2012 en la revista médica de la Academia Americana de Neurología demostró que el sonambulismo puede ser mucho más común de lo que se pensaba en los adultos y que tener depresión o ansiedad pueden aumentar la probabilidad de sufrir la enfermedad.

“Aunque nuestros resultados muestran que el tener enfermedades psiquiátricas como la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo puede aumentar el riesgo de sonambulismo, también sugieren que el sonambulismo es mucho más común en los adultos lo que se creía”, explicó el líder de la investigación, Maurice M. Ohayon , científico de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California .

Los científicos entrevistaron a 15.929 personas mayores de 18 años. A los participantes se les preguntó sobre sus hábitos de sueño, salud en general, los medicamentos que tomaban y si padecía algún tipo de trastorno mental.

La investigación arrojó los siguientes datos:

30% tenía antecedentes de sonambulismo, de ellos, un 3,6% informó haber tenido un evento de sonambulismo al menos una vez en el último año, el 1% tenía dos o más episodios en un mes y el 2,6% había tenido entre uno y 12 episodios en un año.

El estudio encontró que las personas con depresión tenían 3,5 veces más probabilidades de sonambulismo y los que tienen el trastorno obsesivo compulsivo aumentaban su probabilidad a 4 veces.

Un total de 3.1% de las personas con depresión indicó haber tenido episodios de sonambulismo dos veces al mes o más, en comparación con el 0.9% de los que no padecen depresión.

Por otra parte, el 7,3% de las personas con trastorno obsesivo-compulsivo tiene episodios de sonambulismo dos veces al mes o más, en comparación con el 1% de aquellas personas sin el trastorno.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, la Fundación Arrillaga y la Fundación Bing.