Más del Sueño

Notas

Conoce más acerca de Embarazadas

Selecciona una de las siguientes categorías

Sueño en el embarazo

Sueño en el embarazo

Durante esta etapa de la vida, en la mujer ocurren diversos cambios físicos y hormonales, es muy común durante el primer trimestre tener somnolencia, esto se debe a que el cuerpo está funcionando lo suficientes como para cuidar el desarrollo del pequeño, la placenta está comenzando a formarse por lo que el cuerpo de la mamá está produciendo más sangre y el ritmo cardiaco aumenta.

Con forme el embarazo va avanzando nuevos factores aparecen:

1- Falta de aire: En muchos casos la respiración parece más difícil a medida que el útero aumenta de tamaño, esto se debe a que ocupa mayor espacio y empuja el diafragma y provoca la necesidad de respirar más hondo, también el nivel hormonal interviene.

2- Aumento de la actividad en los riñones: En el embarazo se tiene una necesidad de orinar frecuente, la razón es que los riñones están funcionando más de lo normal para poder filtrar el volumen de sangre que fluye por el cuerpo, se calcula que la actividad renal aumenta aproximadamente de un 30% a un 50% más de lo acostumbrado.

3- Dificultad para encontrar una posición cómoda: Con forme el bebé va creciendo es más difícil acomodarse para poder tener un descanso profundo.

Encontrar una posición adecuada para acostarse y poder dormir es fundamental, en los primeros meses la postura suele no ser un problema para conciliar el sueño pero se debe comenzar a tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos, desde el primer trimestre acostumbrarse a dormir de lado es importante.

Los expertos recomiendan que dormir sobre el lado izquierdo es la mejor postura ya que el hígado se encuentra del lado derecho del abdomen y al optar por esta posición se evita que el útero se apoye en este órgano, la circulación del flujo sanguíneo es mejor y reduce la presión a la que está sometida la espalda.

Para poder cumplir con las horas necesarias de sueño durante el embarazo se pueden tomar medidas que ayudan considerablemente a lograr descansar mejor, el primer paso es desarrollar una rutina, es decir, irse a dormir y levantarse a la misma hora todos los días para que el cuerpo se acostumbre.

Realizar una actividad de bajo impacto como la natación, caminar o yoga servirá como técnica de relajación para eliminar el estrés al final del día, siempre y cuando el médico lo autorice según el caso.

Una siesta corta de 30 minutos durante el día puede ayudar a recuperar el sueño perdido pero en caso de que no se pueda conciliar el sueño es recomendable no permanecer en la cama, levantarse y realizar alguna actividad relajante es una buena técnica, una consulta con el médico es la mejor opción para recomendar el mejor tratamiento contra el insomnio.

Conoce más acerca de
Más del Sueño
Te sugerimos visitar