Más del Sueño

Notas

Conoce más acerca de Belleza

Selecciona una de las siguientes categorías

Sueño y belleza

Sueño y belleza

Recordemos que el dormir es una función básica que nuestro cuerpo debe cumplir cada día por lo que debemos procurar dormir lo mejor posible y el tiempo adecuado. Cuando dormimos nuestra piel y nuestros órganos vitales se renuevan, eliminamos células muertas y nuevas células nacen y crecen. Por otro lado, se sabe que el mal dormir nos provoca amanecer sin la energía necesaria para el desempeño de las actividades diarias, nos produce irritabilidad, nos cuesta trabajo concentrarnos, aprender o recordar información; la falta de descanso nos provoca tensión muscular.

Si pretendemos acostumbrarnos a dormir mal o a no dormir lo suficiente por largos periodos de tiempo, los efectos sobre el aspecto físico serán también prolongados y además puede desarrollarse un trastorno de sueño o alguna otra enfermedad.

Los cambios en el aspecto físico que pueden presentarse son, la rigidez facial (fruncir el seño) y las ojeras son los signos más evidentes, de igual manera la piel refleja los efectos de la falta de sueño y se pone opaca, al igual que el cabello, pierde su brillo natural, los ojos pueden ponerse rojos y todo lo mencionado provoca una apariencia general diferente.

El sueño es un proceso dinámico, durante el cual la mente y nuestros órganos internos están activos. Hay 4 etapas distintas durante el sueño y cada una de ellas es importante ya que tienen funciones diferentes. Por ejemplo, sabemos que la tercera etapa es necesaria para recuperarnos físicamente, se produce la hormona del crecimiento, necesaria para promover la formación de nuevas células en nuestro cuerpo y piel, ésta es otra de las razones por la que debemos dormir de forma adecuada. Al dormir menos tiempo del necesario, no se desarrolla correctamente esta etapa, lo que trae como resultado verse y sentirse mal al día siguiente.

Otra explicación por la cual se nota la falta de sueño sobre nuestra expresión física es que la privación de sueño produce radicales libres que causan el envejecimiento prematuro. Además de producir algunas hormonas importantes para el funcionamiento del organismo, durante la noche el cuerpo elimina desechos, se recupera del estrés diario y descansa. Al no dormir lo suficiente estas funciones se alteran. Una persona que trasnocha frecuentemente ya sea por trabajo, placer o sencillamente por no poder dormir tiene una piel que no irradia salud, se estresa con facilidad y envejecerá prematuramente.

Los efectos de la falta de sueño son similares al envejecimiento. Los niveles de cortisol y glucosa aumentan con la deuda de sueño, esto puede provocar presión arterial elevada, diabetes y obesidad.

Cuando dormimos nuestro sistema inmunológico se fortalece, esto evita que enfermemos y hace nuestro cuerpo más fuerte para combatir las enfermedades si estas nos llegan. Por esta razón es importante el reposo y dormir cuando tenemos alguna enfermedad.

Un buen descanso también es necesario a la hora de perder peso. La mayoría de las hormonas del cuerpo se liberan cuando se duerme. Si se tienen problemas para dormir, estos niveles hormonales se desequilibran. Como consecuencia se puede tener sensación de hambre y comer más de lo normal, aumentando de peso.

Por último, existe la inquietud en relación al tiempo que debemos dormir cada noche, si bien la respuesta depende de cada individuo, en general se recomienda que una persona adulta en etapa productiva debe dormir de 7 a 8 horas, mientras que los adolescentes deben dormir 9 horas. Dormir el tiempo adecuado da un mejor aspecto físico.

En conclusión, dormir bien es imprescindible pare verse y sentirse bien al día siguiente.

Conoce más acerca de
Más del Sueño
Te sugerimos visitar