Dormir bien

Notas

Conoce más acerca de Horas Dormir

Selecciona una de las siguientes categorías

Sueño en adultos de la tercera edad

Sueño en adultos de la tercera edad

Para muchos puede ser familiar escuchar esto, “Duérmete temprano porque te vas a enfermar”, consejo típico de una persona mayor. Nada mas cierto que esto. Curiosamente hay descubrimientos que confirman científicamente los beneficios que traen algunas de las costumbres de antaño como lo es el “dormir la noche”. “El cuerpo avisa” dirán otros. Hoy en día se considera que los problemas del sueño cobran importancia en las personas mayores. Se considera un adulto mayor a las personas de 65 años o más. Los adultos mayores constituyen un 12% de la población general.

Un estudio publicado por el Dr. Manuel Pando del Departamento de Salud Pública en la Universidad de Guadalajara, encontró que casi el 60 % de ancianos y 80 % de ancianas presentan síntomas de trastornos del sueño. Dicho equipo de investigadores, en su revisión encontraron que hay pocos estudios epidemiológicos en ese grupo de edad.

Como hemos mencionado en otras oportunidades, se sabe que el sueño es una función que en el humano se va perdiendo con la edad. Casi siempre, el envejecimiento se relaciona directamente con empeoramiento de la calidad del sueño. El que un anciano sepa a su edad necesita dormir menos que en la juventud debido no le conforta, ya que el saberlo no le resuelve el sentirse cansado al despertar o con sueño durante el día.

Las quejas comunes que refieren los ancianos acerca del sueño pueden ser, dormirse mas temprano, tener dificultad para dormir sin interrupciones y sentir que las pastillas para dormir no le hacen efecto. Esto último es además causa de abuso en el uso de hipnóticos ya que pueden llegar a sentir ansiedad y desesperación por no conseguir dormir. Los medicamentos para dormir auto-recetados pueden convertirse en un problema de dependencia.

Muchos casos de insomnio en ancianos también se deben a factores como depresión, y trastornos mentales orgánicos como demencia, pero también, generalmente se considera que la causa de insomnio en el anciano es debido a muchos factores ya que se ha encontrado en relación a cambios en estilo de vida. Estos cambios pueden ser la jubilación, cambios de domicilio, pérdida de familiares, enfermedades físicas etc.

Los cuatro temores del hombre les acechan, esos son; dolor, muerte, soledad, pérdida de la esperanza.

Creo también que las preocupaciones por problemas familiares de origen económico se agregan a su carga de estrés, falta de productividad y cuidado de los ahorros para la vejez, si no se tiene seguridad social. Otras causas que provocan insomnio al igual que en personas jóvenes son los hábitos. Con esto me refiero a las malas costumbres de higiene del sueño, ya que hacer cambios en los horarios de ir a la cama, intensa actividad mental o física antes de dormir, ingesta de bebidas cafeínadas o bebidas alcohólicas o alimentos ricos en carbohidratos, o condimentos que pueden tener efectos estimulantes antes de acostarse, pueden alterar el inicio del sueño o retrasarlo. El ambiente de la recámara si hay ruidos o temperatura inadecuada también contribuye a sus problemas del sueño.

Cuando escuchemos de un mayor consejos sobre lo importante de dormir mejor, no lo echemos en “saco roto”. Escuchemos la voz de la experiencia y busquemos ayuda médica si es que las molestias del sueño no se resuelven

Conoce más acerca de
Dormir bien
Te sugerimos visitar